Saltear al contenido principal

También escuchamos un testimonio de Sor Sabina Iraugui, Hija de la Caridad, titulado «Desde la caridad a la fe».

En 1972 Sor Sabina empezó a estudiar en la Facultad de Enfermería de Salamanca y un año después la destinaron a Ruanda.

Su congragación creó en Ruanda dos comunidades de Hermanas de la Caridad y un centro de salud. Poco a poco construyeron la Iglesia y, por último, la casa donde viven actualmente las Hermanas. En Kigali, Sor Sabina, estudió para ser comadrona.

Hoy en día, la comunidad que vive allí de cristianos es muy floreciente.

Pasados unos años, Sor Sabina se fue a Burundi donde estuvo 4 años y medio y allí crearon seis comunidades más de Hermanas de la Caridad. Después volvió a Ruanda donde sufrió la guerra en los años noventa.

Sor Sabina resaltó que:

–  Ha aprendido a vivir con muy poco y a compartir.

– La alegría y vocación misionera salen de la fe y de la oración.

Volver arriba